¿Qué son las cuotas en las apuestas deportivas?

Si has entrado en una casa de apuestas deportivas habrás notado que, al lado de cada mercado disponible, aparecen unos números por cada resultado posible en el partido que te interese.

Por ejemplo. En un partido de fútbol entre el Aston Villa y el Liverpool podrás ver algo parecido a esto:

Aston Villa (1.35) – Empate (5.70) – Liverpool (6.70). Esto quiere decir que la victoria del Liverpool es el resultado que paga mejor en caso de suceder. Siendo un empate también muy atractivo.

Y es que las cuotas no son más que eso: las cantidades por las que se multiplicará tu apuesta en caso de que hayas acertado correctamente el resultado. ¡Es por eso por lo que son tan importantes!

Cuotas altas vs cuotas bajas

Equipo Lyon

Quizás estés pensando que la mejor manera de ganar dinero, por lo tanto, es siempre apostando por el resultado con mayor cuota. ¡No podrías estar más lejos de la realidad amigo mío!

Pero tranquilo, yo también lo pensé así mi primera vez. Recuerdo ver una cuota que pagaba 18 X 1 y colocar todo mi dinero allí. ¿Cuál fue el resultado? Digamos que no quise apostar más por un par de semanas.

Afortunadamente estás leyendo este blog, por lo que no cometerás los mismos errores que yo. ¡No tienes que pagar nada! Solo recuerdo dejar un mensaje agradeciendo la ayuda después de leerlo.

En fin. Las cuotas altas son muy atractivas, pero las casas de apuesta no son estúpidas: están destinadas exclusivamente a resultados poco probables. Lo que hace que sea mucho más difícil obtenerlas.

Por ejemplo. En un partido de basquetbol entre el Barcelona y el Lyon, seguramente la apuesta a favor de la victoria del equipo español pagará mucho menos debido a que son mucho mejores.

Y en efecto; al momento de escribir esta entrada en el blog entré en una conocida casa de apuestas y vi las cuotas que ofrecían: victoria del Barcelona (1.09), del Lyon (7.75). Obviamente, no pueden empatar.

Toma riesgos

Quizás estés pensando en que nunca recomendaría que apuestes por las cuotas más altas debido a sus pocas probabilidades. ¡Y no podrías estar más alejado de la realidad!

Ojo, no recomiendo que gastes todo tu dinero en esta clase de apuestas, pero viendo lo que podrías ganar, sí que vale la pena apostar un poco en esta clase de mercados de vez en cuando.

Si volvemos al ejemplo anterior, si apuestas por el Barcelona y ellos ganan, las ganancias que recibirás no serán muy altas; de hecho, prácticamente solo te servirá para recuperar tu dinero.

En cambio, si pruebas suerte con el Lyon y ellos logran vencer el partido, entonces recibirás más de siete veces lo que hayas apostado. ¡Imagina todo lo que podrías ganar con un golpe de suerte!

Si me preguntas cómo apuesto generalmente; este es mi sistema.

Supongamos que tengo $20. Apuesto $15 de forma segura; es decir, yendo por el resultado más probable. Los otros $5 los coloco en un mercado que pague muy bien.

Hasta ahora me ha ido bien; después de todo, quien no arriesga, no gana.

Menu